Windows 7, nuevo sistema operativo y sin Explorer

Se nos avecina otro cambio importante en temas de software: nos llega el Windows 7, la nueva y última versión de sistema operativo del gigante de las ventanitas. Será el 22 de octubre cuando lo lancen oficialmente, pero al parecer el visto bueno definitivo tras todas las pruebas pertinentes se le ha dado hoy.

Ya sabéis que ha habido versiones beta, como siempre, pululando por la red. No, no la he probado, así que simplemente me remito a lo que dicen de ella: que es infinitamente más rápida, que sus requerimientos de memoria serán mucho menores y que en el proceso de arranque se notará dicha velocidad. En suma, que este sistema operativo nuevo se va a sustentar en su rendimiento. Pero no voy a entrar en describir sus características porque para eso ya habrá 2.000 páginas que lo hagan.

No voy a quejarme de Microsoft (y eso que motivos hay para hacerlo) pero soy de los cómodos que no se complican con los sistemas operativos. Me gusta que me den las cosas hechas en temas de software que yo ya buscaré el modo de que me rindan lo suficiente y rentabilizar el equipo y la empresa y amortizar el gasto que haya hecho. Pero el tiempo es oro. Por eso me cuestan tantos los cambios, porque cuando ya se le ha cogido el truco al sistema anterior, van y lo cambian radicalmente.

Yo tuve el Vista casi nada más salir al mercado, y me las pasé negras con determinados programas. Al principio todo parecía fallar; o al menos a mí se me hacía un mundo, pero ahora que muchos de esos defectos se han arreglado y que ya me lo conozco mucho mejor, la verdad que hay que reconocer todas las ventajas que tiene con respecto al anterior, sobre todo en materia de seguridad.

Y ahora van y sacan otro que dicen que es mejor. Pues vale, habrá que cambiar nuevamente dentro de poco, pero uno no puede dejar de acordarse de la mitad de la familia de los programadores.

Y como siempre, ahora volverán a salir los defensores del sistema del Mac, o los que usan el Ubuntu, que si consume muchos menos recursos, que si… Sí sí, vale, pero siempre me he preguntado que si es mejor que los diferentes Windows, ¿por qué es Windows el que se vende y el más utilizado a nivel de usuarios? hegemonía, o mercado copado por los productos de Microsoft, problemas de compatibilidad, o llámelo publicidad o marketing.

Da igual, lo cierto es que yo me siento mucho más seguro con Windows. Y ¿por qué? pues por la razón que decía nada más empezar: porque me lo dan todo hecho, porque sólo he de ponerme a trabajar con los diferentes programas, porque por mucha más velocidad que me reporte el Ubuntu, para los trabajos más habituales la que ya da de por sí el Vista o el antiguo XP estaba más que bien. Y por todo eso, sé que tarde o temprano estaré con el Windows 7 en el ordenador…

.. y ahora que me vilipendien los ubuntuistas, pero que queréis, mientras no me venga a casa un usuario que se conozca al dedillo el Ubuntu y me lo eche a andar y me lo explique para que no me de problemas ninguno, seguiré con mis Ventanas de toda la vida. Y os aseguro que como a mí, les pasa a una gran mayoría que no tienen tiempo para descubrir los entresijos de la auténtica informática.

Y todo ésto viene al caso porque hace unos días he leído que Microsoft ha anunciado que en el estreno del 22 de octubre, los usuarios se llevarán la sorpresa de que el nuevo Windows 7 se distribuirá sin navegador. Claro, tanta demanda le ha caído en materia de competencia que se han decantado por la opción contraria a la que buscaba la Comisión Europea. Ahora no tendremos Explorer y habrá que adquirirlo o buscar el navegador que mejor nos venga. De ese modo ya no podrán demandarlos y creo que para ellos incluso, supondrá más ingresos, porque muchos usuarios seguirán buscando el Explorer para navegar y terminarán por adquirirlo de un modo u otro.

Y mientras, la CE con tres palmos de narices  pensando que iban a conseguir que el gigante Microsoft iba a sacar el Windows 7 con varios navegadores para elegir…

… ilusos ellos.



Etiquetas:

Categorias: Herramientas informaticas



Deja tu comentario